Una buena dieta que nos ayude a reducir peso y a mantenerse no ha de ser siempre un régimen restrictivo y prohibitivo; una verdadera dieta debe ser sana y equilibrada. He aquí el caso de la dieta atlántica, una dieta que consiste en consumir alimentos considerados como beneficiosos en mayores proporciones que otros que no lo son tanto. Estos son, en su mayoría y como su nombre indica, alimentos que nos ofrece el atlántico (principalmente pescados y mariscos complementados con otras fuentes de proteínas como carnes rojas, lácteos, legumbres y huevos).

Origen de la dieta Atlántica

La dieta atlántica surge en la península Ibérica y recibe el nombre del océano que baña las costas de la región. Se trata de una dieta rica en proteínas de las cuales la mayoría provienen de la fauna marina (como pescados y mariscos).
Durante cientos de años la dieta atlántica fue practicada por las civilizaciones que habitaron en la península y hasta el día de hoy se mantienen los principales grupos de alimentos que demostraron generar en la población mejores condiciones de salud y peso que en el resto de regiones. Los nutricionistas actualmente se reúnen en congresos para dar a conocer y difundir las propiedades de esta dieta.

Base científica

El alto consumo de pescados de rio y de mar, como así también moluscos y crustáceos aportan las proteínas necesarias y ácidos grasos omega 3 y 6 que el cuerpo necesita. Los carbohidratos complejos como los cereales y los vegetales aportan el otro 50% de los nutrientes esenciales que complementan la dieta.

Dieta Atlántica: instrucciones

A continuación se ofrecen una serie de pautas a seguir para llevar a cabo la dieta atlántica: Consumir en abundancia: Pescado y marisco (aporte protéico)Vegetales, cereales y legumbres Hortalizas y frutas Aceite de oliva extra virgen (lípidos necesarios y saludables) Lácteos a diario (calcio y fósforo)
Con moderación: Carnes rojas, las cuáles siempre deberán ser magras.
No es recomendable sobrecargar las preparaciones de alimentos; se recomiendan preparaciones sencillas sin exceso de salsas ni condimentos.

SHARE
Giancarlo Petaccia
Hoy soy un padre y esposo feliz, inquieto, amante del deporte, pleno, aunque sigo extrañando el mar!.

LEAVE A REPLY