La dieta dash está especialmente pensada para aquellas personas que sufren de hipertensión o presión alta,  pues múltiples estudios han constatado que una mala alimentación puede afectar al desarrollo de este tipo de enfermedades. Esta dieta está basada en el consumo de frutas, vegetales y lácteos bajos en grasas, los cuales no elevan ni el potasio ni el calcio y así mantienen la presión a niveles correctos.

El origen de la dieta DASH

El origen del nombre DASH proviene de las siglas “Dietary Approach to Stop Hipertension”, que significa “dieta para detener la hipertensión”. Nació en 1997 como resultado de varias investigaciones y estudios por los institutos de la sangre (Blood Institute) y el Instituto Nacional de la Salud de los EE.UU (National Health Institute). Alrededor de 450 pacientes con problemas de hipertensión participaron en la confección de la dieta DASH; la mayoría de ellos consiguieron reducir enormemente sus problemas de hipertensión y perdieron peso al mismo tiempo. Actualmente es una de las dietas referencia para los que tienen los niveles de tensión altos.

Base científica de la dieta Dash

La hipertensión es uno de los mayores problemas que padece la sociedad. Además, puede acabar derivando en complicaciones cardiacas y cerebrovasculares. Esto hizo que varios científicos crearan una dieta baja en colesterol, con pocas cantidades de sodio y grasa y basada en un menú con ingredientes cuidadosamente seleccionados, controlando el consumo de carnes rojas, grasas saturadas y carbohidratos simples como el azúcar o los dulces.
Al estar basada principalmente en frutas y vegetales, granos, frutos secos (como nueces y almendras) y pescado, se logra mejorar los niveles de tensión. Esto es debido al poco contenido de sales y sodio que contienen este tipo de alimentos. Las conclusiones de diversas invetigaciones indican que puede disminuirse un 15% las enfermedades cardíacas y en más de un 25% la obstrucción de vasos sanguíneos.

Cómo seguir la dieta Dash

Los principales alimentos que adopta la dieta Dash son los siguientes, ordenados de mayor a menor cantidad;

Cereales: Su consumo debe ser diario. Incluye avena, arroz, pan y  pastas. Lo que no se recomienda es el consumo de panes y pastas a base de harina refinada.

Frutas y verduras: No existe prohibición ni en cantidad ni en tipo de preparación. Se recomienda consumirlas frescas diariamente, enteras o en jugos.

Lácteos: En menor proporción que las frutas y verduras constituyen una fuente importante de proteína animal. Se recomienda leche descremada, queso y yogurt.

Pescado y marisco: Puede consumirse aproximadamente la misma cantidad que de lácteos.

Carnes rojas: Se recomienda de 1 a 2 porciones y evitar los excesos en la medida que sea posible por su alto contenido de ácido urico y sodio.

Grasas: Como mantecas y aceites, de ser preferible sin cocción.Frutos secos: Se recomienda consumir varias porciones durante la semana por su alto contenido de minerales y vitaminas beneficiosas para la salud.

PROS Y CONTRAS de la dieta Dash

PROS: Aquellos pacientes que sigan la dieta Dash podrán llegar a controlar su hipertensión de una forma saludable. Además, los riesgos de padecer obesidad, enfermedades cardíacas o procesos cancerígenos se verán minimizados en gran medida.

CONTRAS: Al disminuir el consumo de carnes en la dieta y si no se complementan con otros alimentos que remplacen los nutrientes se puede sufrir alguna carencia de proteínas y minerales en el organismo.

SHARE
Giancarlo Petaccia
Hoy soy un padre y esposo feliz, inquieto, amante del deporte, pleno, aunque sigo extrañando el mar!.

LEAVE A REPLY