El consumo de huevo permite un mejor el rendimiento físico, así como también, ayuda en el fortalecimiento de los huesos mejorando con ello la tolerancia a las cargas, además de ayudar en el proceso de regeneración muscular, acelerando los periodos de recuperación.

Existen cientos de mitos sobre este alimento (sobre todo en el consumo de la yema), entre los cuales se puede enunciar la injerencia en los niveles de colesterol en sangre, pues dejo el debate sobre esos viejos y supuestos estudios. Resulta que una gran parte de las grasas contenidas en el huevo son saludables, y el colesterol que este contiene, es necesario para la vida.

También es importante resaltar, que la yema del huevo, es la que más nutrientes contiene, desde vitaminas, proteínas, grasas, hasta minerales, por ello detallo algunas:

Vitamina A: la cual es excelente para nuestra piel (acá está el secreto de la juventud jajaja) y nuestro tejido ocular.

El Folato: que previene la anemia y es excelente para las mujeres en proceso de gestación u embarazo.

Vitamina E y Selenio: potentes complementos antioxidativos.

Colina: importante nutriente que solo el huevo nos puede aportar en altas cantidades, para ayudar en el desarrollo y función del cerebro.

Vitamina B12: que nos ayuda a mejorar nuestro sistema inmunológico y a protegernos de enfermedades cardiovasculares entre otras.

Obviamente de la clara del huevo obtendremos importantes cantidades de proteína de alto valor biológico, pero es en la yema donde encontraremos mayores beneficios.

Recuerden si desean mayor información y asesoría, pueden escribir a [email protected].

Una más del Programa D®

Compartir
Giancarlo Petaccia
Hoy soy un padre y esposo feliz, inquieto, amante del deporte, pleno, aunque sigo extrañando el mar!.

4 Comentarios

  1. Hola GianCarlos:
    Cuantos huevos diarios y semanales debería comer una persona??? ya que se que comer en grandes cantidad igual es malo para la salud.-

    saludos

Dejar respuesta